lunes, 15 de diciembre de 2008

Aquí también ha llegado el frío

Ha llegado una ola de frío a Japón y estamos todos congeladitos. Aquí el frío se vive de una forma un poco diferente a España. En la calle uno se pela, y en las tiendas y las cafeterías se abrasa. Los japoneses y yo vamos pasando de un estado de entumecimiento total por el frío a un sopor tremendo, que entra más o menos a los dos minutos de meterse en algún local. A mí aún me da vergüenza, pero muchos japoneses no tienen ningún pudor en dar una cabezada allá donde estén. Cada día, sea en la cafetería, en el metro, o en algún sitio calentito donde uno pueda apoyar el culo, veo a alguien echando un sueño. El metro tiene especial peligro pues no sólo está calentito, además los asientos llevan calefacción y es sentarse y se le empiezan a cerrar a uno los ojos.

durmiendoLo curioso de la manera de dormirse de los japoneses es que no lo hacen echando la cabeza hacia atrás o el mentón hacia abajo. Aquí lo que se estila es apoyar la frente en la mesa, o en el libro y en su ausencia, en las rodillas, con la cabeza sujeta por los brazos. Se sientan, se toman el café, echan un sueño rápido, se desperezan y siguen con lo que estuvieran haciendo.

Además de dormirse con los cambios de temperatura el invierno también trae un producto que, hasta ahora, es de lo más práctico que he visto en Tokyo. Son los heat pads o parches de calor. Estos parches son unas bolsas blancas, planas, que se pueden comprar en varios tamaños y que cuando abres la bolsa de plástico en la que vienen, al contacto con el aire, se calientan. Aguantan la temperatura unas 18 horas. Aquí en los días muy fríos da un gusto tremendo ponerse un parche pegado a la camiseta (los hay adhesivos) y salir a la calle. Los hay para meter dentro de los zapatos y también para llevarlos en unas manoplas especiales que te mantienen las manos calientes durante todo el día. Un pack de 10 cuesta entre 200 y 300 yenes (eso ahora son unos 2 o 2,5 euros), así que si uno visita Japón y entre los millones de cosas que hay no ve nada para llevar a la familia, esto es un souvenir estupendo.

heat-pad

Lo que pone en el círculo verde es "Tipo adhesivo". En otros pone "Tipo regular" y el círculo es rojo. Y en otras marcas no hay círculos, pero también pone si es adhesivo o no.

7 comentarios:

Susana dijo...

Jo, que regalo más chuli... es una pena que no vengas hasta el 28, porque tengo que hacer un amigo invisible y esto me vendría de lujo.

Al. dijo...

Me pregunto si en el curre también se podrán dormir... Me dijeron que los coreanos en las reuniones si que lo hacían... puedes investigar el tema? :)

Raquel dijo...

Que buen regalo para Navidad!
Anda que no son apañados estos japoneses...

Susana dijo...

Alberto, yo te confirmo que enfrente mía se sienta uno que se echa una siesta todos los días. Lo único es que es de origen indio... no se si eso influye. Puedo probarlo. Hay documentos gráficos.
Había otro que era español que hace años se iba al baño, porque tenía allí estrellas fluorescentes, apagaba la luz y se pasaba allí las hora muertas. ¿Eso también vale?

Anónimo dijo...

Dormir en privado en el curre solo cuenta si se ronca tan alto que se oye fuera del lavabo...si no entra dentro de la jornada laboral normal...

marta dijo...

que guaiii lo de los parches, mola monton, trae muchos y los vendemos .Por la idea cobro una pequeña comisión por parche vendido
:)

YOMISMO, sí, sí. dijo...

En Barcelona se pueden comprar en C/ Consejo de Ciento, 146. Media docena: 16 €. Marca "Zen-dong" o algo así.
Saludos.