martes, 4 de diciembre de 2007

Como visitar Nueva Zelanda en caravana

Nuestra visita a Nueva Zelanda ha sido nuestro bautismo de fuego en el mundo de las caravanas, por lo que no os extrañéis si comentamos aspectos aparentemente evidentes. Por ejemplo, aquí se conduce por la izquierda. Es algo que casi todo el mundo sabe antes de llegar, pero el dato completo es "aquí se conduce por la izquierda, se desconocen las carreteras, los signos de señalización son ligeramente distintos, se suele utilizar un vehículo más grande de lo habitual y cuando te dan la caravana llevas unas 30 horas de vuelo a la espalda y un jet-lag de no te menees". Así que cuando realmente te encuentras en situación, es algo estresante. Lo mismo pasa con muchos otros aspectos de la caravana cuando no estás acostumbrados a ellos. En este post intentaremos dar algunas pistas sobre los aspectos importantes a tener en cuenta si planeais visitar Nueva Zelanda en caravana o furgoneta.



Nueva Zelanda es un país preparado para viajar en caravana. Hay cultura caravanera, muchas empresas de alquiler y campings en todos los lugares, sean ciudades o rincones remotos. Es seguramente la forma ideal de viajar por un país en el que la naturaleza lo domina todo y en el que las ciudades no son más que excepciones.



Empresas de alquiler y precios



Hay muchas, y no sabríamos deciros si unas son mejores que otras. Lo que nos ha parecido ver es que en general pagas por lo que obtienes, y que cada una se segmenta en un determinado sector. Maui, Britz y Apollo son las más abundantes y generalmente las que lleva gente de edad media-alta. Son algo más caras, pero también son vehículos más nuevos, que luego revenden a las empresas más económicas. Escape, Wicked, Backpacker o Jucy Rentals se orientan al sector medio-bajo y son más frecuentes en gente joven. Los precios varían bastante en función del modelo y la temporada y algo menos en función del número de días que la alquilas. Las de gama media-alta son caravanas de verdad, mientras que las de de gama medio-bajo suelen ser furgonetas Toyota adaptadas con mayor o menor esmero. Cuanto más pagas, mayor comodidad, pero también mayor tamaño y menos flexibilidad para acceder a los sitios. Esto último es bastante importante, porque muchas carreteras interesantes son de gravilla, poco recomendables o prohibidas para vehículos grandes. Las grandes tienen un problema añadido, que es la duración de las baterías que alimentan la nevera. Suelen durar menos de 10 horas con el motor apagado. En realidad son caravanas pensadas para pasar la noche en campings, por lo que si piensas acampar al aire libre son más convenientes las pequeñas.



En nuestro caso alquilamos a Jucy Rentals un modelo Cruiza (Toyota Hiace adaptada) por cuarenta días de temporada media y alta, pagando unos 90 dolares neozelandeses (aprox 45 €) de media al día. Por debajo sólo estaban los modelos de Wicked y Escape, en los que la adaptación consiste únicamente en que la parte trasera se hace cama. En la nuestra por lo menos había nevera, fregadero, cocina y caja de seguridad, lo que nos da cierta comodidad y mucha independencia. La caja de seguridad es un factor en el que no pensamos en su momento, pero que nos ha sido muy muy útil teniendo en cuenta la cantidad de cacharros electrónicos que llevamos. Damart tuvieron más suerte o más idea y contrataron una del mismo modelo, precio parecido y mucha mejor distribución interna. La distribución no afecta mucho al precio, pero es un factor importante que da o quita comodidad, y la comodidad cuando te pasas muchas horas conduciendo, cocinando o durmiendo en 7 metros cuadrados es vital. Si contratáis furgoneta os recomendamos muy mucho una con una distribución similar a las Hiace de Britz. Otros consejos, que sea diesel, que tenga caja fuerte y que el grifo lleve bomba incorporada, y tened muy en cuenta la duración de las baterías. En nuestro caso podían aguantar unos dos días sin poner el motor en marcha.



Otros gastos inherentes al alquiler de la furgoneta son los campings, la gasolina y la alimentación. Los cámpings (plaza con alimentación eléctrica) suelen costar entre 15 y 20 dólares por noche y persona (al menos en Octubre/Noviembre; en Diciembre y Enero suben algo más) y la gasolina está a mitad de precio que en españa, más o menos un dolar NZ el litro. En lo que llevamos de viaje nuestro promedio es de 200 km al día y 7,2 € por cada 100 km. Salen unos 14 o 15 € al día de fuel. Pensad que si lo hacéis en menos tiempo seguramente hareis más km por día y que si además tenéis un vehículo diesel tendréis que pagar un extra por impuestos de 3 dólares x 100 km. Respecto a la alimentación, aunque los restaurantes de NZ no son muy caros ( 2 o 3 € una hamburguesa contundente, 5 o 6 un plato en un asiático) en la furgoneta podréis ahorrar y sobretodo comer lo que os apetezca en el momento en que os apetezca. La bombona de gas que viene con la furgoneta dura entre 20 días y un mes y recargarla cuesta menos de 2 €. Por otra parte, encontraréis casi todos los alimentos habituales en España más o menos al mismo precio promedio: los productos mediterráneos más caros que allí y los cárnicos y algunas frutas (aguacate, kiwi..) más baratos.



Los transportes alternativos(coche, autobús) salen más baratos en alquiler pero más caros si sumas el alojamiento (30€ las habitaciones dobles) y la alimentación (5-20 € día). La única alternativa más barata es tirar de coche + tienda de campaña, pero es considerablemente más incómoda que la furgoneta.



Cómo ahorrar dinero en la furgoneta



Hay varias alternativas para ahorrar dinero en el alquiler de la furgoneta, que sin duda es el gasto más importante del viaje, vuelos aparte. La ideal es la compra/venta. Tanto las empresas de alquiler como los viajeros mueven un mercado importante de compra venta de furgonetas viejas a precios muy económicos y con altas posibilidades de recolocación por un precio similar. El problema es que tienes que tener tiempo para gestionar las dos transacciones, que pueden llevar varias semanas. En nuestra opinión sólo es una opción interesante si vas a pasar seis meses o más por aquí, por lo que en nuestro caso no la contemplamos. La otra forma de ahorrar mucho dinero es mediante las relocations. El truco de las relocations es simple. El 80% de los turistas aterrizan en Auckland y allí mismo recogen la furgoneta con la que viajan a lo largo y ancho de las dos islas, acabando su recorrido en Chistchurch, Queenstown o cualquier otro punto de la isla sur. Desde allí hay que volver a subir muchísimas furgonetas hasta la isla norte, por lo que las agencias de alquiler tienen ofertas de relocation que salen casi gratis. En algunas hasta te dan cheques para gasolina o te pagan el ferry entre islas. A cambio te comprometes a entregar la furgoneta en la otra punta del país en un plazo muy corto de tiempo (de 3 a 6 días dependiendo de la oferta). Las relocations son ideales si tienes mucha flexibilidad, si aterrizas en la isla Sur y si no te angustia replanificar la ruta cada día. Nosotros conseguimos dos durante dos semana en Australia y nos ahorramos un buen dineral, aunque tuvimos que hacer muchísimos km en pocos días y saltarnos algunos sitios que nos interesaban. Nuestros amigos de Damart viajaron gratis casi la mitad de los días en caravanas de gama alta por N.Z.. Para más información sobre su experiencia podeis visitar su blog.



Otro truquito que os puede ahorrar algún dinero es comprar un convertidor de corriente continua para poder recargar cámaras, portátiles y cualquier otro aparato sin necesidad de pasar la noche en campings. Los puedes encontrar nuevos en la cadena Dicksmith (30 €) o de segunda mano en los Cash&Converters. Se enchufan al encendedor, y gracias a ellos podrás tener siempre cargado todo el equipo. Si no te lo quieres llevar para casa los puedes volver a vender en el Cash&Converter por la mitad de lo que te costó.



Seguro



Otro factor a tener en cuenta es el tema del seguro. En el alquiler se incluye un seguro mínimo que no cubre daños propios, por lo que al precio del alquiler debéis sumar una fianza que puede llegar a los 1000 € (mucho cuidado con el límite de la tarjeta) de la que se os descontarán daños, desperfectos y multas en la furgoneta. Sí durante el viaje tienes un accidente y la furgoneta sufre daños se quedarán la fianza y te obligarán a dejar otra igual para proseguir el viaje con una furgoneta de repuesto. Si pagas una cierta cantidad al día puedes reducir la fianza a la mitad o incluso a cero, pero te puede costar bastante caro, especialmente si es para un alquiler largo. En nuestro caso sólo contratamos un seguro adicional de ruedas y parabrisas por 1 euro extra al día. Usamos 40 días con la furgoneta sin ningún problema. Con el alquiler siempre se incluye un servicio de atención en carretera que será gratis si se trata de un problema mecánico y de pago si se trata de un error del conductor (quedarte sin baterías, gasolina, etc...). En nuestro caso nos devolvieron la fianza entera, y lo mismo nos ha pasado en Australia con las 3 o 4 que alquilamos. También es cierto que conducimos con cuidadito :)



Cómo alquilar



Se puede hacer desde Internet dejando una fianza. Es frecuente que te vayan a buscar al Aeropuerto o al hotel en el que te alojes el día de inicio del alquiler y te expliquen mínimamente como funciona la furgoneta/caravana. Cuidado porque asumen que sabes de que va el tema y tampoco se esmeran mucho con las explicaciones, especialmente las empresas de gama baja. Si vas a ir en Diciembre o Enero mejor reserva con tiempo, si vas a utilizar relocations busca ofertas una o dos semanas antes y mientras estés allí. Si jamás has utilizado una caravana es recomendable que te lo tomes con calma los primeros días. Realmente el único problema para alquilar una furgoneta en N.Z. es aclararte con ellos por teléfono, porque tienen un inglés un poco complicado.



Dónde acampar



Mucha gente, incluídos nosotros, llega a N.Z. pensando que se trata de un país extremadamente seguro en el que se puede acampar en cualquier sitio. Nosotros no hemos tenido ningún susto ni hemos visto peligro en ningún lado, pero la gente local te recomienda a todas horas que no acampes fuera de los campings ni dejes objetos de valor en la furgoneta. No sabemos si lo hacen de buena fe o para que te dejes el dinero en los campings, pero la verdad es que si hubiéramos seguido sus consejos al pie de la letra la furgoneta hubiera sido poco menos que inservible. Si quieres hacer excursiones, visitar atracciones, etc, inevitablemente tienes que dejar el vehículo aparcado en sitios aislados ideales para los ladrones. En muchos zonas de parking, especialmente en la isla Norte, te avisan de que hay ladrones actuando en la zona, y prácticamente te acusan de fomentar el robo si dejas allí la furgoneta. También es frecuente encontrar furgonetas con pegatinas en las que se lee "Robar es un delito" o "Dios te está vigilando", pero policías se ven más bien pocos. A nosotros nos parece que como aquí son más bien beatillos confían la seguridad pública a los angelitos, lo que también nos induce a pensar que exageran algo porque están poco acostumbrados a comportamientos incívicos. El nivel de alerta al que estamos acostumbrados en España nos parece más que suficiente para evitar hurtos, lo que no impide que sea muy recomendable llevar una caja de seguridad en la furgoneta.



Respecto a dónde acampar para pasar la noche... es todo un mundo. La opción natural, porque todo está preparado para ello, es acampar en un camping y pagar los 15/20 € que suelen costar. Las instalaciones suelen ser buenas, con cocina, sala de TV/Internet y duchas y servicios limpios y agradables. Pero los horarios son estrictos, Internet caro y en ocasiones te sientes un poco esquilmado porque en algunos (pocos) cámpings te hacen pagar hasta para ducharte y en todos te cierran la recepción y las cocinas a las 10 de la noche como tarde y te echan a las 10 de la mañana siguiente. La cadena Top10 tiene campings de calidad repartidos por todo el país y un carnet de socio que también se puede utilizar en la cadena Big4 australiana. Si queréis acampar en campings privados, los Top10 son una buena opción.



Si tenéis un presupuesto ajustado o no os apetece adaptaros a los horarios de los campings hay más opciones interesantes, como los camping del DOC (Departamento de Conservación). Se trata de zonas de acampada públicas que ofrecen servicios limitados y precios reducidos. Son ideales para ir por libre y gastar poco dinero (algunas son gratis y en otras pagas sólo si no te apetece madrugar mucho). En unas pocas encuentras servicios similares a los de un camping de pago, como cocina, duchas y alimentación por dos o tres € al día. Son algo difíciles de encontrar, pero valen mucho la pena y suelen disfrutar de entornos pintorescos. En los puestos de información de cualquier pueblo o atracción turística encontraréis catálogos del departamento de conservación con la lista completa de los campings y sus características. Aún así, algunos os costará encontrarlos y a otros no podréis acceder con coche, así que intentad contar con planes alternativos. Si vais en temporada alta deberéis reservar y os encontraréis precios más caros. Evitad el campamento de Abel Tasman, es carísimo y casi no ofrece servicios. Por contra, si pasáis por los Nelson Lakes y St Arnaud (isla Sur) no dejéis de parar en el campamento del DOC, tiene casi los mismos servicios que un camping de pago y es prácticamente gratis. Otros sites interesantes son los de Cape Fear (isla Norte) y el de Otaki Forest. Desde los campamentos del DOC suelen salir pistas de trekking muy interesantes.



Finalmente está la opción de acampada libre, que es evidentemente la más barata y la menos legal. En algunos sitios aparentemente ideales para acampar, como aparcamientos de zonas turísticas o playas, tienen carteles en los que prohiben expresamente pasar la noche. En algunas regiones la prohibición es general fuera de los campings privados. En el resto no sabemos si es legal o no, pero nosotros acampamos sin que nadie nos dijera nada, y hemos ido viendo que mucha otra gente lo hacía también. La principal dificultad es que todo el campo tiene dueño, y en consecuencia está vallado. Pero si te vas fijando y te metes por carreteras secundarias acabas encontrando sitios cubiertos por árboles, terraplenes o zonas de picnic en las que no prohiben expresamente acampar. Cuanto más turística es la zona y más playera más difícil es encontrar un buen sitio gratuíto y más prohibiciones hay.



Como orientación os detallamos una serie de sitios (lo iremos ampliando) en los que hemos encontrado buenos sitios para pasar la noche, aunque dependiendo de las comodidades o sensación de seguridad que necesitéis os pueden parecer más o menos adecuados:



Isla Sur:

  • Nelson Lakes,campamento del DOC en St Arnaud. Cocinas, alimentación y duchas junto a un lago. Pagas 2 o 3 €, pero vale la pena.
  • Lago Pukaki. A menos de 1 km al este del punto de información, pasada la presa, sale un caminillo de cabras de la carretera 8 hacia el lago. El caminillo lleva a una zona que no se ve desde la carretera en la que verás multitud de restos de hogueras. Seguramente no serás el único que acampe allí esa noche. (Gracias por la pista Damart!)
  • Lago Waitaki. Los lagos de la zona tienen multitud de zonas de acampada, parecen gratis pero son de pago. Oculto entre todos ellos hay uno que es gratis, en la presa del lago Benmore. Nosotros nos lo saltamos :(
  • Península de Otago. En el carpark de la Sandfly Bay, donde se pueden ver pingüinos de ojos amarillos y leones marinos, en teoría está prohibido acampar, pero fuimos unos cinco coches los que lo hicimos, algunos hasta con tiendas de campaña. El tema es que la mejor hora para ver a los animales es cuando empieza a oscurecer o a amanecer, y la carretera de acceso es muy mala para conducir de noche. Al menos esa es la excusa que nos preparamos nosotros por si alguien nos decía algo :)
  • Catlins. Cannibal Bay. En ningún sitio prohiben acampar, y nosotros lo hicimos con otras 3 furgonetas a 10 metros de la playa. Cuidado con las focas y los leones marinos, es posible que se autoinviten a desayunar!
  • Catlins. Waipapa point. Hay un lavabo público cochambroso, pero las vistas están muy bien y suele haber overbooking de caravanas a última hora de la tarde buscando el mejor sitio para pasar la noche.


Nuestra opinión


Después de dejar N.Z. y de recorrer parte de Australia también en furgo estamos más convencidos aún de que N.Z. está hecha a medida de la furgoneta. No podemos decir que sea la forma más económica de viajar allí, pero sí la que ofrece la mayor satisfacción, o eso creemos. Australia, por ejemplo, es demasiado grande para hacerla en caravana y no hay casi alicientes entre sitios turísticos, pero en NZ realmente disfrutas tanto cuando conduces como cuando llegas al destino, que suele ser impresionante. También hemos visto claro que vale la pena usar los campamentos del DOC o acampar por libre con frecuencia, porque da mucha más flexibilidad y en muchos casos puedes acampar en sitios realmente espectaculares. Los campings están bien, pero realmente son sus duchas lo único que echas de menos cuando acampas por libre. En cuanto a la furgoneta ideal... a mayor tamaño mayor precio, mayor comodidad (en camping), menor libertad y menor facilidad para conducir. Las caravanas grandes están pensadas para ir por carretera asfaltada y dormir en campings, así que si queréis tener más libertad y ahorrar algún dinero os recomendamos una pequeña o mediana, y mejor si tiene caja fuerte. En cuanto al mes ideal para visitar N.Z. es algo bastante relativo. Nosotros fuimos en Octubre-Noviembre. En Octubre aún hace fresco como para aprovechar el mar y hay algunos caminos y carreterillas cortadas por temas de ganado. Noviembre era perfecto para disfrutar de la isla sur y caminar, pero no sabemos si en la isla norte hacía suficiente calor como para aprovechar las playas y lagos. A finales de Noviembre ya empezaba a hacer calor de verdad, por lo que nos pareció que en Diciembre haría demasiado para dormir en furgoneta y para hacer caminatas. Creemos que Noviembre y Mayo son los meses ideales porque el tiempo es fresco pero agradable, no hay casi nadie aún y los precios son más bajos.

9 comentarios:

albatros dijo...

Muy interesantes los datos que aportas y de mucho valor la valoración personal sobre la visita al país en autocaravana. Sin duda a tener en cuenta para quien se pueda animar a visitar el país. Sl2

annayjaime dijo...

Hola!!!

muy guay tu viaje, una pregunta, recomendarías pillar furgoneta con Ducha??? es que veo que tu no la pillaste así y estoy dudando

saludos!!!

Jaime

Javier dijo...

Ole, ole y ole, contratado como reportero LONELY PLANET, ójala tuviera toda este tipo de información cada vez que quiera viajar. Para mi has hablado de lo que más me preocupa, lo demás espero que el sitio me sorprenda

Carol dijo...

annayjaime,
Yo no os la recomiendo, sobre todo porque eso supone que tenéis que coger una caravana grande. Disculpad el retraso al responder, es que nos habéis pillado un mes liadillos.

Javier,
NZ es un país increiblemente bonito, te sorprenderá sin duda :)

Iván dijo...

Muy buenas! Somos cuatro jóvenes que están en estos momentos en Auckland, esperando a que llegue el lunes para emprneder un recorrido por las dos islas de 45 días más o menos... de no ser que salga trabajo antes y aplacemos temporalmente el viaje! La verdad es que vuestro blog nos ha FASCINADO. Nunca un blog nos había resultado de tantísima utilidad. muchas gracias por compartir cosas así, de corazón. Teníamos chorrocientas dudas, nervios, y después de ver vuestro blog ha sido como un alivio la verdad, porque al parecer hemos tomado buenas decsiones (en pircnipio) jejeje. Aunque bueno, seguimos teniendo mil dudas pero imagino que las iremos solucionando a medida que veamos cómo son las cosas... a veces planear demasiado hace que nada salga como esperas... Lo dicho, enhorabuena por etsa entrada y gracias de nuevo :)

Iván dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Victor Y dijo...

Muy interesante la informacion. Estoy planeando un viaje sólo en campervan ahora en febrero y tus consejos me van a ser muy útiles. Un abrazo.

Unknown dijo...

Hola! Estoy organizando mi viaje a NZ y vuestro blog me está dando un montón de información, pero me quedo con ganas de algo más de info sobre recomendaciones económicas (o gratis! jaja)sobre donde acampar, especialmente en la isla norte, ya que las que proponeis en la isla sur tienen muy buena pinta. Si tenéis algo escrito, aunque sea en plan borrador, podéis pasármelo? Gracias!!!

Carol dijo...

Hola! Pues es que en la isla norte como íbamos un poco despistados aún dormimos en campings la mayoría de las noches. Luego ya nos soltamos y dejamos de pagar :)

Si te sirve de pista, siempre tienes la opción de acampar en los campings del DOC y pagar un poco (o madrugar más que el forestal :D)