sábado, 2 de febrero de 2008

Consejos para visitar Australia

Australia, básicamente por tamaño, es un país algo difícil de manejar. Si no queréis llevaros alguna decepción es conveniente que le dediquéis una planificación previa, porque una vez aquí los desplazamientos y la improvisación salen bastante caros. Os damos algunas pistas que creemos vale la pena tener en cuenta.

Cuando ir.

La idea que teníamos de Australia era que allí siempre era verano, lo cual no es del todo cierto. Al ser tan grande como un continente cubre varias zonas climáticas, desde el sur mediterráneo hasta el norte tropical. Melbourne y Sydney tienen un clima parecido a Barcelona, mientras que Darwin lo tiene más parecido a Bali o Singapur. Cuando en España es verano, aquí es invierno en el sur y temporada seca en el centro-norte. Cuando en España es invierno aquí es verano (los estudiantes hacen las vacaciones en diciembre-enero) en el sur y temporada de lluvias en el centro-norte. Los Australianos se van hacia el norte en su invierno (a Brisbane, Cairns, Darwin o el Outback) y hacia el sur en su verano (Sydney, Melbourne y las playas de la Great Ocean Road), por lo que las temporadas altas y bajas, los precios y la disponibilidad de alojamiento sigue esos patrones.

En su verano (Diciembre-Febrero) las playas del sur son perfectas, tanto para hacer surf como para bañarte o tostarte al sol, pero en cuanto pasan los meses de calor las costas de Sydney o la Great Ocean Road son demasiado frías y sólo las usan los surfistas, que disfrutan entonces de las mejores olas. En esos mismos meses empieza la temporada de lluvias en el estado subtropical de Queensland (Brisbane, Cairns, la barrera de coral) y en el territorio norte y central ( Darwin, Uluru...), y lo que es peor, la temporada de medusas. Las playas de Queensland son algo más "salvajes" que las del sur, y las medusas son una amenaza constante. Y algunas son mortales, así que lo normal es acabar bañándose en las piscinas en lugar de en la playa. O ponerse el stinger-suit, que es un traje de baño tipo pijama que al parecer es resistente a picaduras de medusa. Siempre y cuando no te piquen en las zonas descubiertas, claro. En Darwin y la zona norte además tienen cocodrilos en casi todas las playas, y en la costa oeste tiburones, pero eso no depende del verano :). Además, las lluvias veraniegas empeoran la visibilidad en la Gran Barrera de Coral, que es el gran atractivo de la costa este, por lo que tienes que planificar las excursiones con un poco de ojo o suerte. En realidad, el efecto de la lluvia es un poco más grave que quedarte sin excursión: los monzones, tifones e inundaciones son brutales, y arrasan con todas las carreteras y medios de transporte, incluso en el desierto. Mientras estábamos en Adelaide tres cuartas partes de Queensland, que es más o menos tan grande como España, estaban inundadas. Estuvimos allí sólo quince días antes, glups. Las inundaciones en los desiertos son menos frecuentes, pero igual de graves. Las del año pasado fueron especialmente fuertes.


El calor es otro inconveniente del verano australiano, especialmente en el Outback. Nosotros sólo hemos podido aprovechar unas dos horas al día en la zona del Uluru por culpa del calor, que aquí sólo aguantan los aborígenes. Nadie más se atreve a salir a la calle a pleno sol, y mucho menos a irse de excursión. Por no haber no hay ni animales, y los pocos que hay son nocturnos, así que durante el día no hay forma de hacer nada. Por suerte en casi todos los campings y hoteles tienen piscina, pero al parecer en Australia aún no han descubierto el gran misterio de las sombras y los toldillos, así que ni siquiera en la piscina puedes aguantar mucho rato. Por la noche la temperatura refresca algo y se puede dormir, e incluso te tienes que tapar un poco, pero sólo hasta las 8 de la mañana, que es la hora en la que encienden el horno del Outback. Por contra, parece que en el invierno las noches son extremadamente frías, así que tenedlo en cuenta también. El lado bueno del clima tropical es que siempre hace calor suficiente para meterte en el agua, lo que se aplica a toda la costa de Queensland.

Como conclusión, la mejor época para visitar Australia es su invierno (nuestro verano) para Queensland (la gran barrera de coral) y el Outback (Uluru, Darwin, etc...), y su verano (nuestro invierno) para Sydney, Melbourne o la Great Ocean Road. Al menos eso nos parece a nosotros.


Qué ver.

Uno de las decepciones que hemos tenido con Australia, quizás debido a que veníamos de Nueva Zelanda, es la poca densidad de atracciones de interés. Si estuvieran todas juntas sería un país perfecto, tremendamente variado, pero al estar tan alejadas unas de otras son muy difíciles y caras de ver. Para hacer o ver cualquier cosa te tienes que tirar cientos de kilometros de coche o furgoneta (en el mejor de los casos), lo que hace que la experiencia sea menos placentera . Las playas, por ejemplo, son abundantes sólo sobre el mapa. En la práctica cuesta encontrarlas (se hace de noche) y muchas de ellas no son aptas para el baño. Cuando no hay medusas hay cocodrilos o millones de moscas y mosquitos. Luego, cuando encuentras una buena, es maravillosa, pero como te mueves constantemente (si no no da tiempo de ver ni una mínima parte de Australia) te sabe a poco. En realidad ver Australia al completo es un poco quimérico, y valdría la pena dedicarse a partes concretas. A diferencia de N.Z., las ciudades son agradables, pero tampoco nos parece que merezca la pena abusar de ellas, porque son todas bastante similares.

Algunas de las cosas que más nos han gustado han sido las siguientes:

- Gran barrera de Coral en Queensland. Las excursiones de buceo y snorkle merecen mucho la pena, sobretodo si no eres un experto buceador (los hay que dicen que en otros sitios se hace lo mismo muchísimo más barato). Si hubiéramos tenido más presupuesto nos hubiéramos quedado más tiempo y hecho más excursiones, pero son carillas. Problema: entre punto de interés y punto de interés hay 500 km de aburrimiento. Mejor en invierno que en verano. Vale la pena visitar (y dormir) en alguna de las islas que bordean la costa, especialmente para ver en libertad a koalas, canguros, tortugas, wallabys, possums y otros bichos que son muy difíciles de ver en el resto de Australia. La Magnetic Island fue un acierto en ese sentido. Aunque totalmente tomada por la industria turística, la gran barrera de coral nos parece la maravilla nº 1 de Australia.

- Great Ocean Road. Es una ruta escénica de unos300 km que bordea la costa y algunas de las mejores playas de Australia. En la Bell Beach se celebran los campeonatos mundiales de surf, y en la vecina Torquay tienen su sede las marcas Rip Curl y Quicksilver. La carretera en sí no nos ha parecido tan espectacular como los 12 apóstoles (puesta de sol increíble) o los bosques jurásicos del interior, donde vimos wallabys de pantano, una equidna(un poco muerta la pobre) y pudimos ver ornitorrincos si hubiéramos madrugado un poco. Es la zona de Australia más adecuada para ir con furgoneta, con un montón de sitios interesantes para acampar o visitar. Las sensaciones fueron similares a las de N.Z., y vale la pena dedicarle tiempo.

- Bahía y playas de Sydney. La Bondi Beach acaba de ser declarada patrimonio nacional debido a que representa la quintaesencia de Australia, aunque a nosotros nos parece que representa lo que los Australianos quieren que sea la quintaesencia, cuando en realidad es una excepción. La Manly Beach no le va a la zaga. Aunque está algo alejada del centro de Sydney (el ferry cuesta unos 12 euros) el trayecto y la playa valen la pena. La bahía de Sydney, con el puente y Opera House son muy bonitos. La ciudad en sí, como todas las que hemos visto en Australia, parece más atractiva para vivir que para ser visitada. Es muy cómoda y muy agradable, pero tiene poca chicha, sobretodo si vas con presupuesto bajo.

- Outback. Pese a que es la zona en la que más a disgusto estuvimos, hasta el punto de que nos decepcionó bastante, también es de la que tenemos recuerdos más intensos y de la que hemos aprendido más cosas, especialmente acerca de los aborígenes. Las atracciones turísticas (Uluru y compañía) son decepcionantes, una auténtica trampa a la que es inevitable no ir pese a que resulta tremendamente caro. Vas, haces una foto, y listo. No hay nada más que hacer, al menos en verano. Como excepción, el walk del King Canyon, que es muy bonito, y el Simpson Gap, más que nada por el encuentro que tuvimos con un grupo de wallabies de roca. Entre roca y roca, 500 km y 100 euros de gasolina y de desierto. En realidad lo interesante del red center no es tanto ver atracciones o vida salvaje (no la hay o no se ve) como experimentar la sensación del desierto y contrastarla con la forma de vida de los aborígenes. La historia de los aborígenes del centro de australia es realmente impactante y vale mucho la pena leer algún libro sobre el tema durante el viaje. Pero nos pareció que podíamos haber aprendido exactamente lo mismo en un viaje organizado de 3 o 4 días por muchísimo menos dinero. En realidad la "aventura del outback" que te venden no tiene nada de aventura más que sobrevivir sin arruinarte por el coste de la gasolina. A menos, claro, que estés loco y te lo recorras en bicicleta, como el adolescente japonés que nos encontramos.

- Backpackers. Posiblemente Carol no piense lo mismo debido a que no ha dormido demasiado bien, pero a mi el rollo backpackers en el que nos hemos movido por aquí me ha parecido muy divertido y sobretodo muy desmitificante. Australia es la capital mundial de los mochileros, y pese al aire de aventura, trascendencia y "alternatividad" que se gastan, no dejan de ser unos postadolescentes un tanto borricos más preocupados por ligar y beber que por conocer el sitio al que viajan, del que generalmente sólo conocen los bares. Los australianos, que no tienen ningún problema en reconocer las cosas tal y como son, han montado toda una industria turística alrededor de los backpackers más organizada que la de los viajes organizados, lo que no deja de ser paradójico. En cualquier caso, convivir, y sobrevivir, en el ecosistema de los mochileros ha sido de lo más interesante. Un consejo: no os molestéis en encontrar un hostal sin cucarachas, porque TODOS tiene alguna. Andan tan panchas por la calle al anochecer que de vez en cuando una se cuela en el hostal. Te acostumbras enseguida, en serio.

- La luz y los cielos. No sabemos muy bien por qué, pero la luz en Australia es especial, y las puestas de sol magníficas, las más bonitas que hemos visto nunca. La calidad de la luz se nota también en las ciudades, que tienen una atmósfera mucho más clara de lo normal.

- Lo que nos dejamos por ver. Nos ha quedado la sensación de que el norte de Australia, con Darwin y el parque nacional Kakadu a la cabeza, es donde realmente está la "aventura furgonetera" australiana que nos imaginábamos y que no hemos podido ver. Quizás sea porque allí están todos los cocodrilos del mundo, de los que no hemos visto ni uno sólo en libertad (sin pagar) pese a que los hemos buscado por todos lados. En Queensland se supone que también hay, pero en sitios inaccesibles a los que no pudimos llegar. En general hemos echado en falta un poco más de naturaleza: ver ballenas, tortugas incubando en la playa, cocodrilos... Pero por falta de tiempo, falta de presupuesto (moverse aquí es muy caro) o porque no estábamos en la época adecuada no hemos podido verlo todo. Aún así no nos quejamos, porque hemos visto en libertad multitud de koalas (estamos over-koaled, que dicen por aquí), canguros, wallabys, possums, lagartos, etc... Si te dicen que en tal área hay tales bichos, no tardas mucho en verlos. Eso sí, o vas expresamente a su hábitat o difícilmente los verás. Ni siquiera los canguros son fáciles de ver, excepto los que se acumulan atropellados en los arcenes de las carreteras


Cómo moverse.

O la magnitud de la tragedia. Australia es taaaaaan grande que pese a que es un factor que ya conoces no acabas de interiorizarlo y te la pegas una y otra vez con las distancias y los precios del transporte. Ejemplo: los mapas. Nos compramos un atlas de sitios de acampada de cerca de 200 hojas e infinidad de planos detallados, y en cada uno de esos planos infinidad de sitios para acampar, muy cerca unos de otros. Eso nos pareció al comprarlo. El primer día de furgoneta, cuando nos disponíamos a buscar un sitio para dormir, nos dimos cuenta de que los dos puntitos de acampada que parecían tan cercanos estaban a más de cien kilómetros de distancia uno de otro, y de que sólo salían las carreteras principales. Imposible encontrar un sólo sitio de acampada. Nos fuimos a dormir a la una de la mañana en un área de pícnic, tras hacer unos 100 km de curvas. Otro ejemplo. Para salir del Outback nos hicimos con una furgoneta de relocation (es decir, gratis) que nos permitía ir desde Alice Springs hasta Sidney en 7 días, un chollazo. Cuando hicimos números nos dimos cuenta de que la distancia a recorrer (queríamos pasar por Adelaide y Melbourne) era la misma que de Barcelona a Moscu, a razón de 700 km diarios. Y más de 600 € de gasolina!! Por suerte la pudimos cambiar por otra más manejable que nos llevaba hasta Adelaide en 4 días (220€ de gasolina) y desde allí encontramos vuelo a Sydney por unos 60 € cada uno. Algo más barato pero sobretodo menos agotador. Más ejemplos. Conseguimos una relocation para ir desde Brisbane a Cairns en la que además nos daban AUS$250 para gasolina. Nos fue de maravilla. Pero una vez en Cairns volvimos a bajar para ir a la Magnetic Island (no nos daba tiempo a parar con la relocation), que quedaba unos 400 km hacia el sur. No había billetes de autobús, y los de tren estaban casi agotados. Nos costó unos 100 euros el viaje a cada uno, en el tren más lento del universo.

Los consejos son obvios: viaja lo justo en coche o furgoneta y utiliza el avión siempre que puedas, es el medio más barato, más aún que los autobuses o los trenes. Además, conducir en Australia no es una experiencia que valga la pena, los paisajes son muy homogéneos y aburridos. No es para nada como viajar por Nueva Zelanda. Excepciones: un viaje hacia o desde Alice Springs vale la pena para experimentar el desierto, y además, el avión hacia allí siempre es caro. Pero hacerlo en autobús con un viaje organizado puede ser igual de interesante y mucho más barato. Y sobretodo, la Great Ocean Road, que es ideal para hacer con calma con una furgoneta ya que en realidad haces pocos kilómetros y muy bonitos. Posiblemente la zona de Darwin también sea interesante con furgo, pero no lo hemos podido comprobar. En general, Australia no nos ha parecido nada recomendable para hacerse en coche o furgoneta. Es más, nos encontramos con una pareja catalano-alemana que se había recorrido toda australia en furgoneta en un par de meses y que parecían haber tenido una experiencia totalmente negativa. Olvidad todas las tonterías que ponen en la Lonely Planet sobre comprar un vehículo y luego revenderlo, no vale la pena a menos que estés un año aquí y tu promedio de km viajados por día sea muy bajo. En caso contrario pesará más el gasto en gasolina que cualquier otro.

El avión es el medio ideal para ir de punto a punto, y una vez en la zona ya puedes investigar si te sale a cuenta una furgoneta, un coche de alquiler o simplemente apuntarte a los viajes organizados que te van a buscar a la puerta del hotel y te llevan a ver la isla, los cocodrilos, el Uluru, o lo que demonios quieras ver ese día. Virgin Blue y JetStar tienen vuelos muy frecuentes y baratos (unos 60 €) entre las principales ciudades australianas que no necesitan ser comprados con mucha antelación. La excepción es Alice Springs, donde cuesta unos 200 € aterrizar. Ojo también con los periodos vacacionales porque te puedes quedar sin billete, tanto de avión como de tren y autobús. Aquí la gente migra en masa desde o hacia las ciudades.


Cuanto cuesta

El factor que encarece Australia respecto a Japón o Nueva Zelanda, nuestros destinos anteriores, es justamente el transporte, y no porque tenga precios abusivos, sino porque las distancias son enormes. En concreto, viajar al Uluru te puede salir por el doble que cualquier otro destino austral. Por el resto de conceptos, Australia no es un país excesivamente caro en comparación con los precios españoles, y aún así es el sitio más caro en el que hemos estado hasta ahora. Nosotros nos hemos movido en temporada alta, durmiendo en backpackers en habitación doble por entre 30 y 40 euros la noche. En Sydney el alojamiento ha sido más caro, unos 50 € la habitación doble. Al disponer de cocina en los hostels no hemos comido demasiado fuera, pero en los foodcourts de los centros comerciales lo normal era gastarse unos 6 € por comida individual. En restaurantes de verdad, unos 12 € el plato, así que ni nos hemos acercado a una mesa con mantel. Cocinándote tú te puedes ahorrar más o menos la mitad que en los takeaways, siempre y cuando compres exactamente lo que vas a consumir. Si no, acumulas y acumulas y al final te vas del hostal y tienes que tirar la mitad de la comida.

El transporte público en las ciudades suele ser caro y no hemos encontrado abonos lo suficientemente baratos como para que nos salga a cuenta. P ej, en Sydney 2 euros un trayecto en tren desde el hostal hasta el centro (2 paradas). En Melbourne otros 2 euros por un bono de 2 horas dentro de la ciudad. Hemos andado bastante. El taxi no es mucho más caro que en España, pero evidentemente no es algo que puedas usar regularmente si quieres mantener un presupuesto ajustado. Los trenes y autobuses de largo recorrido son muy caros y el tren además muy lento. Alquilar una furgoneta te puede costar diariamente unos 50 €, pero debes sumarle el coste de la gasolina, que suele ser muy importante, y el del camping (si lo usas), que es mas moderado. Una cosa está clara, aquí sale más caro hacer km buscando un sitio para dormir gratis(con excepciones) que dormir en camping. En el Uluru alquilar una furgo 4x4 nos costó el doble, 90 € al día, y el primer día nos gastamos casi lo mismo en gasolina. El cine es carísimo, unos 10€ (y otros 4 de palomitas si te quieres dar el lujo). Una cosa "buena" de Australia es que probablemente no te gastes mucho dinero en compras, ya que no hay casi nada que valga la pena comprar. Como es habitual, lo de salir de marcha es algo que no hemos experimentado, así que no os podemos informar. Internet es muy barato en las ciudades (casi gratis en Cairns, 1€/h) y muy caro en el Outback y en los campings (hasta 12€/h).

Nuestro presupuesto promedio diario ha sido de 70 €, bastante más que en Japón (50€, con 10 kg de compras incluidas) y N.Z. (60 €). En el Uluru el presupuesto ha ascendido a más de 100 € diarios, lo que sin duda ha aumentado el promedio considerablemente. Creemos que sin el viaje al Outback el gasto hubiera estado en unos 60 € diarios, más o menos como en N.Z.. Sin excursiones (barrera de coral, Magnetic Island, etc...) podríamos haber estado en precios de Japón, pero son justamente esos gastos los que han merecido la pena. La verdad es que la relación precio/satisfacción ha sido bastante más baja que en los anteriores destinos. Una pena, porque pensábamos que Australia sería mucho más interesante :(

28 comentarios:

Yomismo. dijo...

Enhorabuena por la gran foto de la puesta de sol, y también muy buenas las de "las dos Australias", ya se va amortizando el curso....

Para vuestra información, en los mapas suele haber algo que se llama escala!

Sí sí, siempre presupuesto bajo pero hay que ver como da de sí.

No contais casi nada de otros viajeros de España, es que no veis?

Que sigais con buen viaje!!.

Anónimo dijo...

Os sigo desde Almería con muchas ganas. Escribid más, vagonetas. Besos.

belkis dijo...

apenas estoy leyendo todas sus aventuras,me parece genial,sobre todo yo q tengo la inquietud de conocer australia,En que meses es más recomendable visitar?y queria desde hace mucho tiempo ir a vivir allá.q opinan ustedes de vivir allá,vale la pena?
Venezuela caracas.

Al. dijo...

Belkis, Australia parece un sitio magnifico para vivir. Las ciudades son suficientemente grandes como para tener todo tipo de servicios, con poca contaminacion y muchos parques. El nivel de vida parece bastante bueno, y la gente es relajada y abierta. La inmigracion es principalmente asiatica, pero hay un poco de todo. Respecto a si es facil encontrar trabajo o no... no lo se. En cualquier caso, creo que las Visas estan mucho mas dificiles que hace unos años. Respecto al mejor mes para ir... depende de la zona que quieras ver, pero en promedio yo creo que es septiembre-octubre. Suerte :)

jose dijo...

Maravilloso post. Absolutamente interesante, objetivo e informativo. Me ha dado pena leer que os ha decepcionado el Outback!!! a mi me encantaría visitarlo.

Y genial tu comentario sobre los mochileros... ja! pero si esos te parecen tontos espera a ver los elementos de Khao San en Bangkok... acuerdate de lo que te digo.

Un abrazo.

Jose

Anónimo dijo...

Hola,

Estamos pensando hacer un viaje a Australia con unos amigos y nos gustaría saber qué opción de vuelo cogisteis para el viaje de ida/vuelta a Australia.
También estamos barajando ir entre finales de marzo y principios de abril, qué os parecen esas fechas?

Buena suerte en vuestros próximos viajes y seguid dejando información tan útil de vuestros destinos!

Javier Huarte Ansoain dijo...

hola,me llamo javier y quiero viajar australia y NZ en abril y mayo,me gustria saber si es mejor empezar por aus o NZ,austrlia viaje en moto,mejor outback o costa oeste con doce apostoles??,NZ montaña,sabeis si es facil encontrar gente para escalr en macizo cook??,10 de abril a 10 ajunio,que tal epoca es ??,con eaas fecahs aus que es mejor??,muchas gracias y enhorabuena por el magnifico viaje.

asiasido dijo...

Empieza por los sitios más al sur y viaja hacia el norte, así te evitarás un poco el frío. En la época que vas, sobre todo al final ya empezarán a bajar las temperaturas.
En mi opinión, los doce apóstoles.
Creo que a la que te alojes en hostels no tendrás problemas para encontrar gente que se apunte a cualquier actividad.

Anónimo dijo...

Hola,

Me leí tu blog sobre Australia de cabo a rabo porque tenía planificado pasar 15 días en Australia. Realmente me ha sido de mucha ayuda, hasta el punto que así como a ti te dejó un sabor agridulce yo me lo he pasado genial, en parte porque hemos intentado evitar todos los errores que tu cometiste.

- Lección 1: No coger un coche para recorrerse toda Australia. Eso es una locura, por las distancias y porque según donde te encuentres te puedes tirar horas y horas con el mismo paisaje (Outback principalmente)

- Lección 2: Coger el avión tantas veces como haga falta, principalmente para viajar entre las grandes ciudades (Brisbane, Cairns, Sydney...). Es bastante barato.

- Lección 3: Viajar a Uluru en coche puede ser una experiencia interesante si vives en Australia, pero si eres turista y tienes unos días limitados de vaciones, se derrocha un tiempo precioso y no hay mucho que ver en el Outback, a no ser que vaya uno acompañado de algún tipo estilo del fallecido Steve Irwin para encontrar cosas que nadie conoce. Por caro que sea, si se quiere ir a Uluru hay que coger el avión.

- Lección 4: En Uluru recomiendo ir con una agencia que organice excursiones, como AAT Kings u otras por el estilo (hay dos compañías que lo monopolizan casi todo). Se ve de todo, tienes un guía que te lo explica todo (hace falta tener buen inglés) y se aprovechan los días visitando los principales sitios de interés. En Kings Canyon es espectacular hacer la caminata larga y en Uluru, aunque sea una montaña sagrada y peligrosa para subir (bastante peligrosa aunque cualquiera con una forma física media la puede subir) quien la suba se llevará una de las mejores experiencias de su vida. Estar en lo alto de Uluru es impagable y lo recordaré toda mi vida.

- Lección 5: Una vez aterrizado en una gran ciudad, es aconsejable alquilar un coche. No es muy caro y recorrerse en coche todos los alrededores de Cairns (por poner un ejemplo) es espectacular. Por Cairns está el parque de Daintree, imprescindible, incluído bañarse en un pequeño río al lado del punto de información turística (puede que el único libre de cocodrilos en toda la zona). También recorrer en coche todos los sitios donde hay cascadas, en Mareeba, Millaa Millaa, etc es muy recomendable. Se pueden ver también al lado de la carretera centenares de enormes termiteros. Tampoco perderse Kuranda y en especial el Barron Waterfall. Yo tuve el privilegio de ver la actividad de esta enorme cascada cuando encima teníamos un ciclón... espectacular. Y si se va a Cairns, imprescindible hacer submarinismo. Recomiendo desplazarse a Port Douglas y hacer una excursión con la compañía Quick Silver. Te llevan a una plataforma marina desde donde se hacen múltiples actividades, entre ellas snorkeling y submarinismo.

Qué más puedo decir de Australia, me ha fascinado enormemente. Impresionante los atardeceres en Sydney y Cairns, con centenares de enormes murciélagos sobrevolando el cielo, una diversidad en aves impresionante, inolvidable el baño nocturno en la piscina pública de Cairns, como también la visita al zoo de Lone Pine (Brisbane) en donde puedes acercarte a los canguros tanto como quieras y pasar un rato acariciándolos; muy relajante. En Sydney se pueden encontrar excursiones con las puedes ir a las Blue Mountains, visitar el zoo de Australia y volver a Sydney por el río en un sólo día y a muy buen precio. Tuve la fortuna de "colarme" en un cine de verano en Sydney, con la pantalla dentro del recinto del jardín botánico, con las vistas al fondo del mar, el Opera House, el puente, el skyline, los murciélagos sobrevolando la pantalla... alucinante. Realmente el interior (Outback) es radicalmente distinto a la costa Este, de hecho es otro tipo de aventura. El rato que se está allí en ocasiones te agobias, por ejemplo por las moscas, porque hay en cantidades dantescas, insoportables. El paisaje no es muy variado, algo aburrido, pero tiene algo que en cuanto te vas se te queda en el recuerdo: Su arena, la tranquilidad, en cielo, insectos enormes!, subir Uluru, Kings Canyon, un bañito nocturno en la piscina, en medio del desierto...

En definitiva, recomiendo antes de ir planificarse no mucho, muchísimo el viaje y las actividades de cada día. Seguramente sobre la marcha se tendrán que cancelar algunas visitas a algunos sitios, por eso es bueno saber otros sitios que visitar para no quedarte en el hotel sin saber qué hacer o dónde ir; nosotros lo supimos hacer bien. Sin embargo, no pasarse con la planificación, también viene bien de vez en cuando escaparse del rol de turista y mezclarse en el día a día de los australianos. Yo pude asistir a un festival de verano en The Domain, Sydney. Lo único que no me gustó, puede que Alice Springs, pero es una ciudad que mayormente se usa sólo para aterrizar o para salir en avión. También es verdad que a penas la visité y tenía algunos alrededores interesantes para visitar, pero es bastante cutrilla.

Si se vuela a Australia con Singapore Airlines el vuelo se os hará corto

Anónimo dijo...

Vaya. Pues yo pensaba recorrerme un poco Australia en moto durante un mes o así, y por lo que leo quizá no merezca tanto la pena como decís. Distancias, precio gasolina, paisajes.
Además la fecha en la que podría hacerlo es a partir de noviembre con lo cual encima no es muy buena opción.

Carol dijo...

Y Nueva Zelanda no te apetece? En un mes podrías ver muchas cosas, dormir en cualquier lado y ver unos paisajes muy bonitos. En mi opinión, mejor opción que Australia.

Guille dijo...

Hola

Yo me voy a Australia en unas semanas y pensamos (somos 2) alquilar un coche para bajar por la costa hasta Melbourne y parar a dormir en hostales de carrtetera, visitando playas y espacios naturales. Veo que son sólo mil y pico km. Os parece una buena idéa.
Por cierto eso lo queremos hacer en 10 días para después volar a Tasmania y de allí a Adelaide.

Carol dijo...

Guille, imagino que te refieres a bajar desde Sydney. Ese tramo no sé si será entretenido o no, porque lo hicimos en avión.
En mi opinión si has de elegir entre hacer ese trozo en coche o la Great Ocean Road, yo me quedaría con lo segundo. Cogería un billete de avión Sydney-Melbourne, Melbourne-Tasmania-Melbourne y luego haría en coche los 700 kms que separan Melbourne de Adelaide por la GOR.
Aunque sean sólo 700 kms hacedlo con tiempo para parar y meteros por carreteras pequeñes o hacer trekkings.
Pasadlo bien!

Lara dijo...

Hola
En primer lugar enhorabuena por el blog. Una amiga y yo estamos preparando un viajecillo de un mes por Australia y la info que he encontrado aquí me ha pareceido tremendamente útil. Me ha ayudado a "desmitificar" ciertos clichés que tenía sobre el país, aunque también es cierto que muchas veces depende de con quién hables y qué intereses de viaje tenga cada uno para darte una versión u otra.
Tan sólo quisiera preguntaros sobre la opción "relocation" que no lo conocía y me parece una opción estupenda de transporte. ¿Dónde se puede encontrar ese tipo de coches/vans? ¿En las mismas agencias de alquiler? ¿Sabeis de alguna página en inet donde pueda encontrar información sobre el tema?
Agradecería muchísimo algo de info sobre el tema. Muchas gracias de antemano y muchos kilómetros!!!

Carol dijo...

Hola Lara,

En esta web publican un montón de relocations. También en algunas de las webs de las empresas que alquilan furgonetas tienen listas. Otras veces publican un número de teléfono para que les llames.

http://www.standbyrelocations.com/

Carol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

hola, primeramente gracias por el blog. Por suerte pude leerlo antes de seguir planificando mi viaje. Me parece que no es un destino para realizar por ahora sobre todo viajando desde Argentina, muy lejos. No es la idea de viaje que nos gusta sobre todo por las playas y tener que recorrer tanta distancia en tan poco tiempo. Ademas con presupuestos ajustado y cambio de divisas adverso. Retomaremos la idea de Banghok.

Anónimo dijo...

Excelente, honestisimo post, una desmitificacion de la realidad que la industria del turismo nos obsequia y que tanta gente incauta sufre. Como potencial viajero de tercera edad y con una salud que no calificaria de buena (problemas cardiacos) creo que continuare como viajero virtual. Muchas suerte y aventuras en sus proximas andanzas, y aprovechad ahora el privilegio de viajar.

Isidro dijo...

Yo voy a viajar a Australia 28 días en septiembre y había pensado en el itinerario siguiente: Llegada a Sydney, visita de sydney y actividades más importantes durante 5 o 6 días, después me alquilaría una campervan y me iría con un amigo hasta cairns (calculamos unos 8 días de trayecto). En cairns dejaríamos la campervan y nos quedaríamos unos 4 días haciendo excursiones (Daintree rainforest, Gran barrera de coral, etc). Tras esto habíamos pensado volver a Sydney en avión y coger un vuelo Sydney-Alice Springs-Sydney (más barato que ir de Cairns a Alice Springs directamente). Habíamos pensado hacer una excursión de 2 o 3 días en el Outback (Uluru). Tras esto aún me quedan unos 6-7 días y me preguntaba qué me recomendarías más hacer, quizás visitar Tasmania? Me recomiendas estructurar mi viaje de otra manera? Es agradable el viaje de Sydney a Carins ?(nos apetece mucho ir a la aventura) Crees que deberíamos hacer la Great Ocean también o cambiarla por algo?
Muchísimas gracias por tu consejo y felicitaciones por este magnífico blog que me ha ayudado mucho!

Isidro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carol dijo...

Hola Isidro,

Pues la verdad es que como no vimos Tasmania y sólo hicimos Brisbane-Cairns, no te puedo decir. Yo igual me lo pensaba entre la Great Ocean Road, que es muy bonita, o subir a Darwin a ver el parque Kakadu, que nos quedamos con muchas ganas de ver.

Pásalo muy bien!

Anónimo dijo...

Pero si son todo pegas... monzones, tifones, medusas, tiburones, cocodrilos :)
En serio, buen blog.

monica conde pablos dijo...

Nosotros queremos ir en septiembre a principios y estaremos unos 20-25 días creéis que podremos bañarnos?podremos ver la gran barrera en bañador? podremos ver el ayers rock sin pasar frio? ni calor? podemos ir a ver kakadu kangaroo island los cocodrilos y sidney sin morir congelados o achicharrados?voy un poco perdida he estado leyendo que es buena época la que hemos elegido pero no sé si para bañarnos también. Os agradezco que me ayudéis de antemano con vuestra opinión :)

Cris dijo...

Hola!

Estamos planeando nuestra luna de miel en Australia para diciembre y no paro de visitar web y más webs para informarme y tenerlo todo a punto para el viaje.

Ya he comprado la guía de National Geographic pero mi gran duda es: si vamos de sur a norte pasando por el desierto, ¿qué debo meter dentro de la maleta? Soy una viajera novata, es mi primera vez fuera de Europa y me da un poco de miedo no llevar lo adecuado y sobretodo quiero tenerlo todo bajo control, para mi seguridad y disfrutar del viaje.

Me han hablado de las medusas venenosas, las arañas diminutas que pueden matarte y demás animales peligrosos y quiero ir de forma segura.

¿Podéis echarme una mado? Muchísimas gracias!

Carol dijo...

Hola Mónica. Pues la verdad es que poco podemos ayudarte. Nosotros estuvimos en diciembre-enero, pero en septiembre no tengo ni idea del tiempo que hará por allí. Imagino que también dependerá de la zona, siendo el país tan grande.

Carol dijo...

Hola Cris. No te comas mucho la cabeza con lo que llevar. Seguro que os hace mucho calor, así que ropa para verano, antimosquitos y, depende de donde durmáis, igual una mosquitera portátil para cubriros en salud. En cualquier caso allí podréis comprar todo lo que no llevéis, así que no será un drama si olvidas algo, no te preocupes :) Pasadlo bien!

Anónimo dijo...

hola! Muchísimas gracias por contar tu experiencia!

Tengo tanta información en mi cabeza! no sé que hacer, tengo 15 días y quiero ir a los imperdibles de Australia y NZ.

Dónde me recomiendas pasar las noches y hacer vuelos?

Australia: ademas de sidney y Cairns, recomiendas ir en vuelo a Melbourne o Darwin? si debiera elegir uno solo de ellos?

y en NZ?

muchisimas gracias!


unidad del sueño Madrid dijo...

Australia es preciosa la verdad, tiene un clima envidiable y además buena gastronomía... Lo único malo es la distancia que hay, te cambia el jet lag y puede costarte mucho dormir en los dos primeros días