domingo, 9 de septiembre de 2007

Continuando con el tema gastronomía

Ayer, después del chasco de la noche anterior, en cuanto vimos un bar de pinchitos nos tiramos de cabeza. El menú era casquería total. Alberto sólo pudo comer un poco de su plato porque enseguida llegó el de Miguel Angel, que había pedido un variado de pinchitos y que tenía pinchos de lengua, de cartílago y de pollo. Yo pedí uno de bolas de pollo, pero acabé comiéndome parte de los de lengua de Miguel Angel, que sorprendentemente estaban ricos. Aquí os dejo el menú y la evidencia fotográfica.



3 comentarios:

calycanto dijo...

El sitio este de la cena parece un chiringuito playero en el que JAMÄS entrarías, así que no me extraña que os dieran casquería. Los taburetes y las mesas son como los de la cocina de la abuela, y la instalación eléctrica digna de la misma casa, a 125 V, y cables enrollados sobre si mismos. Pese a todo, me lo estoy pasando pipa leyendo vuestras peripecias. Más, más!!

emir dijo...

Comer esta bien, por lo visto algo diferente de lo que conocemos por aqui pero teneis que hacer algun reportaje sobre lo de los baños. De momento, os ajunto un video de aviso.. Cuidado con los japos...

http://video.yahoo.com/video/play?vid=79256&fr=

Spoko_EntPais dijo...

Karol, que envidia ( y eso que aun estabai empezado) comen entre japos y en plan local (vamos no turistico) y el Albert haciendo conversa con esos Japos de la foto...